Estos días estamos moviendo nuestras colmenas a ubicaciones más frescas, el calor sofocante de la Ribera de Ebro y alrededores no les gusta. Esta vez, las movemos a una ubicación que sabemos les encanta y no solo por la temperatura  también por el sabor de su néctar y la tranquilidad que se respira. Ahora toca

Etiquetado bajo: ,